*

 



Lesiones pigmentadas

Entre los servicios que ofrecemos se encuentran:

•Control anual de nevus
• Mapas corporales de nevus con dermatoscopia digitalizada
• Seguimiento de melanoma

La dermatoscopia es una técnica que permite observar las lesiones a 20 aumentos.
Con ello se puede distinguir una lesión pigmentaria de otras lesiones que a simple vista podrían parecer lesiones pigmentarias y no lo son. Por otro lado permite detectar irregularidades en la distribución del pigmento diagnósticas o sugestivas de melanoma.

Está demostrado que la dermatoscopía aumenta en un 20% la probabilidad de detectar un cáncer piel al compararlo con un examen a ojo desnudo. Este atributo permite detectar signos muy incipientes de cáncer cutáneo que motivarán la extirpación oportuna de éste. Además, se ha demostrado que disminuye la posibilidad de extripar innecesariamente una lesión cuya naturaleza es benigna. En otras palabras, nos ayuda a decidir mejor cuando realmente es necesario extirpar una lesión sospechosa. Cuando estamos lidiando con cáncer de piel en etapas muy precoces resulta extremadamente difícil diferenciarlo de una lesión benigna.

Seguimiento Dermatoscópico Digital

Es de gran ayuda ya que es capaz de detectar cambios en el tiempo. Muchas veces, son sólo estos cambios sutiles observables en el tiempo los que nos orientan a pensar que una lesión es maligna.

De esta manera mediante el seguimiento dermatoscópico digital el dermatólogo crea un catálogo o mapa de sus lunares.

• Cada uno de los lunares es asignado a una localización de su cuerpo.
• Usando la dermatoscopia se tomará una microfotografía de los lunares de riesgo.
• Las imágenes de sus nevus serán guardados en una base de datos.
• El dermatólogo puede comparar imágenes del mismo nevus tomadas en diferentes momentos.

Así, pequeñas alteraciones o cambios podrán ser detectados.

• Todo ello permite el diagnóstico precoz del melanoma puesto que éste suele iniciarse como un lunar o nevus que cambia de aspecto o un lunar que aparece de nuevo.
• Por otro lado, a veces hay lunares que a simple vista pueden parecer sospechosos pero que al observarlos con dermatoscopia nos parecen muy banales.



volver a inicio